Google+ Followers

domingo, 13 de octubre de 2013

'Siempre hay una luz al final del túnel'

¡Muy buenas! Y hoy sí que son buenas la verdad. He tenido una semana que da gusto. Antes de nada, deciros que hoy es Acción de Gracias, por lo que mañana posiblemente no pueda ni respirar de tanto comer y tenga (como dicen ellos) un food baby.
Bueno, no sé por dónde empezar. El jueves (como ya os dije en otro post) fue el Ag. Day. Nos dividimos en grupos para organizar las distintas actividades, y a mí me tocó pumpkin ball. Os explico: un miembro de cada equipo está en el extremo contrario del campo sujetando una calabaza (vacía, obviamente) y los demás del equipo tienen que ir pasándose una pelota hasta llegar a la calabaza y encestar (ya sé que me explico fatal). El caso es que habíamos quedado para vaciar las calabazas, y allí solo estábamos mis dos calabazas y yo. Así que le pregunté a una profesora si sabía dónde estaban los demás. Nos fuimos a buscarlos por el instituto, a ver si estaban en algún entrenamiento y se habían olvidado, y justo nos encontramos con dos chicas del Student Council y me dicen que al final cambiaron de planes, y como no, nadie me dijo nada. Pero ahora viene lo bueno: una de ellas me dijo que no tenía nada que hacer después de entrenar y que podíamos ir a su casa a prepararlas. Tiene una casa preciosa, con un sótano que tiene mesa de billar, barra de bar y acceso a la piscina. Y luego bajas unos escalones y tiene como otro salón hundido (como en las pelis jeje). También tiene un piano, así que le pregunté si tocaba y me dijo que sí, que ya había acabado el conservatorio. E incluso me ofreció unirme a ella y a una amiga que canta para participar en la Coffee House (un evento en el que montan como una cafetería en el gimnasio y mientras la gente canta).
Por otro lado, me hice amiga de una chica que también está en el consejo escolar y el viernes fuimos a dar una vuelta y luego a su casa. Es pequeñita pero preciosa: es el típico bungalow de madera con una miniterraza de madera con una barbacoa y luego jardín. Su madre trabaja en el instituto y es un amor, hasta me ofreció prestarme libros de Nicholas Sparks. A partir de ahora voy a ir al gimnasio y a correr con ella todos los días. Y al final participo con ella en la Coffee House.
Creo que ya no queda nada más... ¡Ah sí! El jueves tengo la audición para Grease (en pareja con otra chica), ¡deseadme suerte! Intentaré subir hoy el post sorpresa sobre el Student Council. ¡Y fui a mi primer partido de hockey! Subiré los vídeos cuanto pueda. ¡Hasta el próximo post!

No hay comentarios:

Publicar un comentario